posted by on Negocios

No comments

¿Te estás planteando comprar un coche o adquirir uno mediante renting y no sabes si te compensa? Echa un vistazo a la recopilación de datos que te presentamos a continuación para ver si en tu caso un coche de renting puede ser una buena opción o si por contra deberías plantearte otras alternativas para adquirir tu nuevo vehículo.

¿Compensa un vehículo de renting?

Sin duda el renting es una opción que debes valorar y tener en cuenta si te estás planteando adquirir un nuevo vehículo ya que en muchos casos te podría suponer un ahorro significativo. En este punto pensarás que esto no es del todo cierto porque si compras el coche después de por ejemplo cuatro años, aunque no habrás ahorrado tanto como con el renting el coche será tuyo y por tanto podrás venderlo y recuperar casi todo tu dinero.

Si bien esto es cierto lo más probable es que lo que recuperes no sea ni de cerca suficiente para compensar todo lo que probablemente te hayas tenido que gastar tanto en mantenimiento como en cualquier otro contratiempo, pues si has tenido alguna avería grave seguro será mucho más el dinero que habrás tenido que desembolsar y esto, sumado a que a la larga todos los vehículos pierden valor muy rápidamente, sin duda te habrá hecho perder dinero. Es entonces cuanto el renting aparece como una gran opción o alternativa a la compra tradicional de un vehículo.

¿Compensa un coche de renting?

Fuente de la imagen: V4B Mercedes

El renting para particulares

Realmente el renting surgió como una forma de arrendamiento para las pequeñas y medianas empresas y para los autónomos y hace años era muy complicado que un particular pudiera optar a un vehículo de renting. En la actualidad la oferta ha cambiado y se ha ampliado con lo que sin duda ahora es perfectamente normal que un particular pueda optar al renting. Existen muchas compañías y empresas arrendadoras que ofertan ya este tipo de contratos y servicios con muchísimas marcas de vehículos.

El renting para particulares es igual al renting para empresas o autónomos ya que ofrece también una póliza de seguro, normalmente a todo riesgo sin franquicia, el cambio de neumático, el mantenimiento del coche, diferentes revisiones, la tramitación y el pago de los impuestos y otras muchas cláusulas que se incluyen en el contrato y que también se incluyen en los rentings tradicionales.

Como diferencias principales cabría reseñar que casi todos los contratos de renting dirigidos a particulares no cuentan con aportación inicial necesaria ya que normalmente las compañías de renting quieren que nuevos clientes lleguen hasta ellos. En cambio esta aportación si se solicita a las empresas (un porcentaje que se debe pagar como si fuera la entrada del coche y después se reduce del contrato).

Por otro lado, como puntos negativos del renting para particulares cabe reseñar que no se tendrán las mismas ventajas fiscales que tienen las empresas, los autónomos o las sociedades. Entre estas ventajas podemos mencionar por ejemplo la posibilidad de deducción de un 100% del importe de las cuotas de cada mes en el Impuesto de Sociedades (las empresas pueden hacerlo porque el renting se puede incluir como un gasto en su actividad profesional).

Los autónomos por ejemplo pueden deducir esta cuota del rénting en su IRPF, concretamente en el Régimen de Estimación Directa, siempre y cuando confirmen que el adquirir el vehículo es un gasto realmente necesario para poder realizar su trabajo de forma eficiente.

Leave a Reply

css.php