posted by on Decoración

No comments

Las puertas de garaje pueden convertirse en uno de los accesos principales para la vivienda, ya que, en el caso de que tengamos el coche guardado en este espacio, solemos, después de dejarlo en su sitio, subir por las escaleras, sin tener que pasar por el portón principal de la casa. A veces también se trata de la primera barrera de seguridad para poder llegar a nuestro hogar, pero, ¿qué pasa cuando se va la luz o el sistema eléctrico de la puerta falla? En esta guía queremos ayudarte para que nada de esto llegue a ser un impedimento para entrar en tu casa.

Consejos para abrir una puerta de garaje cuando se va la luz

Cuando la puerta automática del garaje se ha estropeado porque se ha ido la luz, no debemos de entrar en pánico, a pesar de ser la única forma de entrar en nuestra casa o para sacar el coche cuando vamos al trabajo. Lo primero que no debemos hacer es golpear la puerta o intentar forzarla indebidamente ya que esto podría ocasionar que algunos de los mecanismos o piezas puedan dañarse y el costo sería mucho más alto.

Lo que no todo el mundo conoce, es que, en la mayoría de los casos, las puertas automáticas de mayor calidad o que cuentan con los certificados acordes con la normativa europea, como leemos aquí, tienen estos sistemas de seguridad para que, en caso de que la corriente eléctrica falle, poder abrirla sin problema.

Primeros pasos para abrir una puerta de garaje

Lo primero que tienes que comprobar es si la instalación eléctrica de la vivienda se encuentra en buen estado. Esto lo puedes comprobar mirando si hay luz en otras partes de la casa, viendo de esta manera si el fallo únicamente afecta a la puerta o es generalizado. Antes de seguir adelante, recuerda que la puerta automática requiere un mantenimiento periódico para asegurar de que cada uno de sus mecanismos funciona a la perfección y puede durar durante muchos años sin averiarse.

Por general, tendrás que mirar entre el motor y las piezas que conforman el mecanismo de la puerta, ya que tendrás que ver un cable o una cadena que hará posible, una vez que tiremos del mismo, que podamos mover con mayor facilidad la puerta cerrada sin forzar las piezas.

En el caso de que la puerta sea más antigua, lo que deberemos de hacer es buscar las tuercas que se encuentran en la parte alta y que sirven de tracción para el mecanismo de engranaje. Estas tuercas se retiran o bien manualmente o con la ayuda de una herramienta, por lo que será conveniente tener en el maletero del coche o en cualquier otro sitio cerca una herramienta de estas características.

Por otro lado, si piensas que puede ser muy complicado el abrir la puerta, o no sabes qué hacer exactamente o no quieres mancharte las manos, la opción más clásica y recomendable es la de llamar al servicio técnico que contarás a la hora de la compra de la puerta y que pueden tener un servicio 24 horas y que en poco tiempo tendrás la puerta abierta, aunque claro está, te costará más dinero que abrirla por ti mismo, pero es más seguro.

Leave a Reply

css.php